Pendant la réalisation de "Le Signe de la Lune", j'ai fait un journal. Voici des extraits, en Espagnol, désolé... je suis espinguin, moi, aprés tout....

Jun, 2, 2008

Bueno, pues esto saldrá en Dargaud, colección Long Courrier (formato album extendido, de 54 páginas en adelante). Sitio perfecto.

Jun, 22, 2008

Respecto del color, el bueno de Francois, me dice con mucha sutileza que si soy consciente de lo mucho que vamos a perder en ventas si lo dejamos en BN y propone meter aunque sea un color con distintos porcentajes. Yo no le digo que no, porque después de todo me ha comprado el tebeo sin ni siquiera saber el número de páginas ni de qué va la historia, solo viendo cuatro páginas, pero creo que lo convenceré...

Jul, 23, 2008

Está siendo divertido este tebeo, por la libertad de poder contar en cuantas páginas quiera uno. También porque la historia merece la pena verdaderamente...

Por cierto que ayer, de casualidad, descubrí que es lo que estoy buscando (creo): Ya sabéis que llevo tiempo, compromiso creativo parriba, compromiso creativo pabajo, dándole vuletas al tema de la producción. No es una cuestión económica completamente: más páginas suponen un desarrollo narrativo menos forzado, más "literario" si admitís el palabro en relación a los tebeos. También el formato "libro" es el formato internacional. Parece que el formato clásico BD tiende a desaparecer (al menos yo como lector prefiero otros formatos más densos) y que no es un formato apto para contar con comodidad historias que no sean para niños (al menos para mí). Es perfecto para Nävis, donde contamos una anecdotilla, pero no para otros temas que necesitan otra exposición. Sin embargo, el formato album tiene una estructura económica que podemos llamar "perfecta" y es de una rentabilidad probada. Rentable para el autor, que cobra por páginas, pudiendo dedicar honestamente bastante tiempo a cada una de ellas, rentable para el editor, que imprime cuatro pliegos a color para 46 páginas, rentable para libreros y distribuidora.. El formato "novela gráfica" es a priori menos rentable:el número de páginas es el doble o el triple del de un album, la mera producción del libro se multiplica en consecuencia. El editor no puede rentabilizar el libro (salvo en caso de éxito improbable) más que reduciendo el precio por página sustancialmente. Sin embargo, parece el formato "lógico" en lo creativo y en lo narrativo. Para este proyecto, he acordado un precio global por el libro en su conjunto, tenga las páginas que tenga. Es un precio alto para un libro de estas características, por cierto, pero muy bajo en relación a mis standards o mi caché o como se llame. Vamos, que por darme este capricho, convenimos un sacrificio económico. Mas sin embargo, no es solo un capricho: creo firmemente en la necesidad de explorar vías alternativas al formato BD estándar. Hacer un album al año es un lujo que no nos podemos permitir. De hecho, ni siquiera dos al año. Ya sabéis que anduve un tiempo con la idea de formar un estudio subceptibe de asumir una producción alta. Por varias razones lo desestimé. El caso es que no me apetece aceptar trabajos alimenticios a saco solo para mantener un ritmo de producción alto. Tengo que encontrar la forma de producir yo solo (sin empleados, sin gerencia, sin asumir trabajos que no quiero hacer) suficientemente como para poder competir y rentabilizar proyectos extensos y "difíciles" a priori (dicho lo cual, creo firmemente en la comercialidad de lo que estoy haciendo: no nos engañemos, no soy completamente estúpido, pero comprendo que será en el mejor de los casos "relativamente" comercial). Pero sin renunciar totalmente a cierta elaboración gráfica. Creo que la narrativa compensa lo gráfico en muchas ocasiones (es la clave de la novela gráfica), pero yo no quiero comprometer completamente el dibujo a la narrativa. Hago concesiones, claro, y con gusto además, porque creo que el dibujo no lo es todo, pero intento que sea al menos atractivo. Haciendo dos páginas al día, mínimo. Así que estoy en eso...